desafiando las leyes físicas


He aprendido muchas cosas hilando a mi Jacob vientogrís. No esperaba menos, siendo la primera vez en mi vida que cojo un huso y un montoncillo de vellón, y cuando haya acabado de secar y ovillar la lana haré un post más extenso al respecto, pero de momento una lección más para referencia personal que otra cosa (porque sé que vosotros sois un poco más listos que yo y nunca os vais a ver en este brete).

Si enrollas directamente del huso alrededor del respaldo de una silla, asegúrate de que:

a) No aprietas demasiado A PESAR DE LO QUE DIGA EL VIDEO DE YOUTUBE*
o
b) El respaldo de la silla no es más ancho por el borde que por la zona donde estás enrollando la lana hipersupermegaapretada
o
c) Si de todos modos has ignorado a y b, ten la dignidad de reconocer que te has equivocado, desenrollar la lana y empezar desde el principio.

Nunca se me dio bien la lógica más elemental y ahora tengo los dedos doloridos de empujar y tres uñas rotas, y eso que las llevo hipercortas v.v

*No es culpa del video de youtube. La señorita del video de YouTube tenía una silla de respaldo recto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s